domingo, 26 de agosto de 2012

Diez Aspectos (1)


El Estado de Ichinen Sanzen (4)


La Posesión Mutua de los Diez Reinos


La práctica del canto del daimoku impartida por Nichiren Shonin o sus específicas obras misioneras están basadas en la doctrina de las "Tres Mil Existencias Contenidas en un Pensamiento", doctrina que simboliza a todos los mundos existentes contenidos en nuestra mente en cualquier instante. El símbolo numeral '3, 000' se obtiene multiplicando las categorías conceptuales de la existencia: 'Posesión Mutua de los Diez Reinos (10 x 10),' 'Diez Aspectos' y los  'Tres Componentes de Existencias'.

Enfatizando la importancia de la 'Posesión Mutua de los Diez Reinos', Nichiren Shonin escribe en el "Kaimoku-sho (Abra sus Ojos)," "la enseñanza de las '3,000 existencias en un pensamiento' se cimienta en las características de la ‘Posesión Mutua de los Diez Reinos’”.

La enseñanza de la 'Posesión Mutua de los diez reinos,' significa que cada uno de los diez reinos de los seres sintientes (infierno, reinos de los espíritus hambrientos, bestias, demonios asura, seres humanos, seres celestiales, sravaka, pratyekabuddha, bodhisattvas y Budas) contienen las características de los otros nueve reinos. Por lo tanto, los habitantes del infierno poseen mentes de los espíritus hambrientos, bestias... o seres humanos... y también de Budas, aun cuando sea asaz leve. Por lo tanto, aquellas mentes se convierten en los factores para sí mismas progresar hacia los reinos superiores, abriendo el camino de la liberación.

Al mismo tiempo, ya que el reino del Buda también posee algo de la mente del infierno, el Buda es capaz de extender la emancipación a los habitantes del infierno. En otras palabras, todos los seres vivos incluyéndonos contenemos la naturaleza de Buda (la cualidad original del Buda) así como la cualidad del infierno.

No nacemos buenos o malos. Nuestra manera de vivir, es decidida más bien; en función de lo que nutre la mente, los Diez Reinos nos muestran que estado mental robustecer.

Nichiren Shonin expone en su "Kanjin Honzon-sho" (un tratado que revela la contemplación espiritual y lo más venerable): "Al enfadarse se está en el infierno; siendo ávido se está en los espíritus hambrientos; la ignorancia es el de las bestias; siendo perverso se halla en los demonios asura; siendo pacífico se es en los seres humanos; extasiado se encuentra en los seres celestiales" y "sentir la transitoriedad de la vida es hallarse en el sravaka y pratyekabuddha, la compasión es afincarse (la mente) en el bodhisattva."

Cada ser humano tiene un carácter deferente. Algunos son apasionados, pero otros son excéntricos, alegres o simpáticos... Cada uno de nosotros posee varias características de los diez reinos, y la propensión de su mezcla se reflejará en cada personaje. Cualquier persona de carácter fuerte, aunque pequeña; inevitablemente tiene una mente malvada, y cualquier persona malvada, aún por insignificante que sea contiene también una mente justa. Será una invocación al infierno dentro de los seres humanos recurrir a la violencia, perfilando guerras o terrorismo, y la mente orando por la paz del mundo será la invocación de la compasión de los Bodhisattvas. Es esencial por lo tanto para nosotros, educar a las personas a dirigir a la sociedad en la dirección correcta, es decir, nutrir la naturaleza de Buda y descartar la naturaleza malvada del hombre.

Nichiren Shonin expuso que el reino de los Budas es bastante difícil de manifestarse entre los Diez Reinos. En otras palabras, él quiso decir que no era fácil realizar la naturaleza de Buda en nosotros, pero el hecho de tener capacidad de fe en el Sutra del Loto, revela que el reino de los Budas está contenido en el reino de los seres humanos. Nichiren también expuso que tal como Shakyamuni, quien habiendo nacido en el reino de los seres humanos, se hizo en Buda, debemos reconocer que el reino de los seres humanos posee el reino de los Budas. Al recibir y sostener el daimoku, él manifesto, que a partir de Shakyamuni; todos podemos conferirnos los méritos de los Budas.


Diez Aspectos (1)




Los Diez Aspectos son las condiciones concretas de existencia de cada ser viviente en los diez reinos. Así cada existencia viviente consiste de diez elementos, llamados los diez aspectos, los cuales se hallan descritos en el capítulo "Expedientes" del Sutra del Loto:

l. Las Apariencias: la apariencia externa de todos los seres.

2. Las Naturalezas: la cualidad interna, mente o carácter de cada ser. Las apariencias y naturalezas son inseparables. Por ejemplo, en el rostro o forma de una persona, su carácter y cualidad son inevitablemente reflejadas.

3. Las Entidades: las sustancias consistentes de las Apariencias y Naturalezas. Como la sustancia, el cuerpo y mente de cada existencia consta de una individualidad.

4. Las Potencias: la energía interna, la motivación o voluntad. Significa que la energía interna, causa la acción o el desarrollo externo.

5. Las Actividades: la condición en la cual las potencias se están desenvolviendo o externamente ejerciendo. La voluntad causa actividades y las actividades son basadas en función de la voluntad o motivación, y el basamento de formación de voluntad dependerá del carácter de cada ser.

6. Las Causas Principales: la causa (directa).

7. Causas Ambientales: las causas secundarias que afectan a los resultados, promoviendo la Causa Principal.

8. Los Efectos: el resultado formado por las causas Primarias y Ambientales.

9. Las Recompensas o Retribuciones: los resultados secundarios derivados de los efectos. Al buscar las causas de  "pillar un resfrió," podemos hallar una causa principal en la "estadía por mucho tiempo en un lugar frío", y a una causa ambiental de "no haber resguardado al cuerpo." Los resultados de 'pescar un resfriado' pueden devenir en el resultado secundario de "tener que tomar un día libre", y así sucesivamente. Del mismo modo todas las cosas en este mundo están conectadas como una cadena por las Causas Principales, Causas Ambientales, Efecto, y Recompensas o Retribuciones.  Por lo tanto, para procurar Efectos buenos, las Causas Principales buenas necesitan ser arraigadas, y las buenas Causas Ambientales precisan conectar allende. Entonces, a través de los efectos alcanzados, surgirán renovados Recompensas o Retribuciones  Esta es la Ley (de causa y efecto). Por lo tanto, cuando uno busca refinarse a sí mismo; el buen desenlace no podrá ser conseguido, si se repite lo mismo que antes sin esforzarse en un nuevo sentido.

10. La Igualdad de los Nueve Aspectos: Los nueve elementos desde las Apariencias a las Recompensas o Retribuciones no pueden desligarse, y son en última instancia uno. Cuando el practicante aprende la integración entre aquellos diez aspectos, él podrá observar a todos los seres sintientes, comprender plenamente sus variadas circunstancias, y finalmente conducirlos (en el camino Budista). Esta es la enseñanza de los Diez Aspectos.

Por el Rev. Kanji Tamura
Conferencista, Universidad Rissho
Adaptado del Inglés a la lengua Castellana.
Gasshō, Yō Kō
Namu Myōhō Renge Kyō

Fuente: Sede central de Nichiren Shu & Kaigai Fukyo Koenkai.
(Continuará) 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada