viernes, 3 de agosto de 2012

Analice sus Pensamientos

Los caracteres chinos y japoneses ‘Kanji’ se basan en el origen o esencia. ¿Pueden adivinar cuántos caracteres se relacionan con la mente o pensamientos? Conté 341 significados diferentes en los caracteres según el diccionario de kanji, Kado-kawa.


¿Pueden adivinar cuántos pensamientos pasan por su mente en un minuto? Por ejemplo, ¿está usted pensando en el trabajo, la escuela, vínculos, beber, comida, vacaciones, ejercicio, etc? Podrían enumerar más de 20 cosas diferentes en un minuto. Nuestras mentes son como un chimpancé en movimiento saltando de aquí para allá.


Según el Budismo hay Diez Etapas de la Mente.


1. Infierno (el estado de enojo)
Cuando uno se enfada mucho, La cara se enroja; y luego, como el enojo persiste, la cara se vuelve azul pálido. Los demonios japoneses u oni son rojos o azules, denotando el rojo (rubor) y el azul (palidez) de ira.

2. Espíritus hambrientos (el estado de la codicia o del deseo)
Uno no es capaz de controlarse a sí mismo del consumo excesivo de tabaco, bebida, apuestas, fiestas, dispendio, etc.

3. Bestia (el estado de ignorancia)
La Percepción y/o la comprensión se hacen tan embotadas que causan la pérdida del autocontrol, exponiendo las formas inferiores del comportamiento irracional; tal como animales.

4. Espíritu de conflicto o de Asura (el estado de gritar o pelear)
Las personas pelean y se vuelven violentas hacia los demás o parientes y esposos siempre gritando a sus hijos o familiares.

5. Ser Humano (el estado de una persona común y corriente)
No hay ni pelea, ni mal proceder, sólo un estado normal de la mente.

6. Cielo (el estado de la alegría)
Cuando estamos contentos, nuestra mente está en las nubes, y cuando apreciamos a los demás, nuestras mentes son más jubilosas. Las seis susodichas etapas de la mente expuestas hasta aquí fácilmente se perciben en el rostro. Cuando estamos alegres, aparecemos felices. Cuando nos enojamos, nuestras caras se parecen a los demonios. Cuando somos ávidos, los bordes de nuestros ojos giran ascendentes. Cuando actuamos como animales, lucimos estúpidos. Cuando luchamos, nuestras caras miran altivas. En la vida diaria el estado de nuestra mente se eleva y desciende en un instante. Las cuatro últimas sacras etapas de la mente apenas se muestran en nuestra cara, ya que; no hemos alcanzado aún aquellas etapas.

7. Sho-mon o sravaka (el estado de los eruditos)
Sho-mon es una persona que se da cuenta de la "inpermanencia de la existencia" a través de escuchar o estudiar textos.

8. Engaku o Pratyekabuddha (el Estado de la experiencia)
Engaku es una persona que se da cuenta de la " inpermanencia de la existencia" por experiencia propia, tal como la muerte súbita de un ser amado.

9. Bodhisattva (el estado de amor)
El Bodhisattva se esfuerza en alcanzar la iluminación no sólo para él sino que ayuda a otros a alcanzar la iluminación por sí mismos.

10. Buda (el estado de la compasión)
El amor incondicional por los demás a fin que ellos se salven. Luminoso como los rayos del sol.

Todos tenemos estos diez estados de la mente o del pensamiento. Nuestras mentes ascienden y descienden casi a cada momento. ¿En qué estado está tu mente en este momento? Espero que vuestras mentes raícen en los niveles superiores.

Por el Rev. Shokai Kanai
Adaptado del Inglés a la lengua Castellana.
Gasshō, Yō Kō
Namu Myōhō Renge Kyō.


“Kanjin Honzon Sho”
Como a menudo miramos nuestra cara, notamos que nuestras expresiones cambian de tiempo en tiempo. Es plena de deleite, cólera o calma, pero otras veces nos muestra la avidez, la ignorancia o la adulación. El enojo representa al infierno; codiicia - espíritus hambrientos; ignorancia - bestias; asura - demonios; calma - hombres y cielo - deleite. Así nosotros observamos en las expresiones de las personas los seis reinos desde el infierno al cielo. No podemos ver los cuatro reinos de los santos (sravaka, pratyekabuddha, bodhisattvas, y Buda), que están ocultos a nuestros ojos. Sin embargo, debemos ser capaces de verlos incluso si tenemos que buscar con cuidado. Nichiren Shonin 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada