domingo, 8 de septiembre de 2013

Lazos de Fe

"Nichiren no permanecerá en este mundo por mucho tiempo. Cuando esto ocurra, no fallaré en encontrar a Goro, su amado hijo. Si me encuentro con él antes que usted, le hablare a él de su pesar como madre."


Nichiren Shonin era plenamente consciente de la proximidad de su muerte, cuando él escribió esta carta a la Monja Ueno, con fecha del 08 de diciembre de 1281, alrededor de un año antes de su muerte.

Desde que él enfermo (síntomas diarrea) hacia el final de 1277 en el Monte Minobu, su lucha contra la enfermedad duró aproximadamente cuatro años. Aunque se restableciera en algo en 1279 y 1280, su estado dio un giro para peor en la primavera del 1281. Él tenía poco apetito. Completamente agotado, transcurrió su octavo y último invierno en el Monte Minobu.

Fue en este difícil tiempo que las ofrendas de la Monja Ueno llegaron a Minobu. Aunque debido a la enfermedad él raras veces escribiera, reunió fuerzas para escribir una carta de agradecimiento a la Monja Ueno.

Al escribir esta carta a la Monja Ueno, Nichiren Shonin estaba determinado a obrar como el lazo que comunicara su amor al hijo que había partido a la Tierra Pura del Buda Shakyamuni.

La Monja Ueno fue la esposa de Nanjo Hyoe Shichiro, un Samurai, quien fuera uno de los primeros seguidores de Nichiren. Él falleció en 1264, dejando a un hijo Tokimitsu, y a esposa embarazada, la Monja Ueno.

Aunque golpeada por la pena, cuando ella se encontró con Nichiren Shonin quien llegó para visitar el lugar de la tumba de su esposo, ella fue capaz de vislumbrar la luz en su mente. La Monja Ueno se hizo una seguidora de Nichiren; aún más ferviente de lo que fue su esposo. Sostenida por la fe en el Sutra del Loto, fue capaz de dar a luz a un bebe y sacar adelante  a sus dos hijos, Tokimitsu y Goro.

Tokimitsu, el hijo mayor de Nanjn Hyoe Shichiro visitó a Nichiren Shonin en Minobu en 1.274, nueve años después de la muerte de su padre. El asombro y el deleite abrumaron a Nichiren Shonin. Siguiendo debidamente los pasos de su padre, Tokimitsu se hizo un decidido seguidor de Nichiren Shonin. (Tokimitsu asistió al funeral de Nichiren Shonin, y a él se le asignó el rol de "dispersar los pétalos de flores" en la ceremonia.)

Tras las privaciones y dificultades luego de la muerte de su esposo los dos hijos fueron de mucho apoyo para la Monja Ueno. Eran su orgullo, y la familia pronto comenzó a disfrutar de la paz en la fe del Sutra del Loto.

En eso una tragedia golpeó de repente a su familia. Como quien siguiese a su padre, Goro murió a la edad de 16 años en 1280. El dolor de la Monja Ueno apenas podía expresarse.

La muerte de Goro era también apenas creíble para Nichiren Shonin. Lo siguiente son las expresiones de compasión de Nichiren, halladas en sus cartas a la Monja Ueno.

Al día siguiente, después de la muerte de Goro, Nichiren escribió a la Monja Ueno, "¿Es un sueño o una ilusión? Apenas lo percibo... Supongo que él sostiene las manos de su padre en la Tierra Pura encabezada por el Buda Shakyamuni y el Sutra del Loto. Estas fueron las únicas palabras de consuelo que Nichiren se permitió dar a la Monja Ueno.

Cuando Nichiren recibió las ofrendas de la Monja Ueno con motivo del 49no día conmemorativo de su hijo, él le escribió una carta de condolencia, expresando, "La anciana madre queda mientras que el hijo joven parte. ¡Qué transición tan despiadada! Es lamentable al pensar que ello  albergo la mente del Maestro Goro. "

En enero de 1281, cuando la Monja Ueno llevaba ofrendas a Nichiren Shonin, ella realizo oraciones al Buda por el reposo en paz de su hijo. Relatando sobre sus recientes ofrendas, Nichiren escribió a la Monja Ueno reiterando lo noble que era Goro. Nichiren le dice " Usted puede volar al cielo, incluso sin alas. Usted puede cruzar el mar o tierras extranjeras, incluso sin barcos. Usted podría pensar en cavar la tierra si le dijeran que se halla él en el fondo de la tierra."

La carta mostrada al principio de esto era la última dirigida a la Monja Ueno. En esta carta Nichiren Shonin confirmó su propia muerte inminente, dándose a sí mismo el rol de enlazar a Goro con su madre, la Monja Ueno. Él no se compadece simplemente de la monja. Él abraza a la madre que perdió a su hijo.

Nichiren Shonin y sus Seguidores - 5
Por el Prof. Ohtani Gyoko,
Rissho University.
(Continuara)

Gasshō, Yō kō
Namu Myoho Renge Kyo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada