jueves, 9 de mayo de 2013

La Compilación de Sutras en el Budismo Mahayana



El primer concilio para la compilación de los Sutras se celebró en Rajagriha, inmediatamente después del deceso del Buda Shakyamuni. Asistieron quinientos sacerdotes. Kasyapa uno de los diez grandes discípulos del Buda y conocido por su frugal modo de vivir, presidió la reunión. En aquellos días no existía hábito alguno de anotar los sermones en una lengua escrita. Los discípulos debían memorizar los sermones de Buda y así poder recitarlos. Los sermones del Buda se presentaron en la reunión y fueron compilados en un lenguaje escrito.

Aproximadamente 100 años después de la muerte del Buda Shakyamuni, se celebró el segundo concilio para la compilación de los Sutras. Alrededor de setecientos sacerdotes asistieron a la reunión.

El tercer concilio se celebró 200 años después del deceso del Buda. El Rey Ashoka, devoto Budista, convocó el concilio; asistido por mil sacerdotes (268-232 aC). Él construyó una nación unida en la India antigua.

El cuarto Concilio se llevó a cabo por el Rey Kanishka en el siglo II, en Cachemira, al noroeste de la India. El Rey Kanishka gobernó Asia Central y el norte de la India. En la esfera de su mandato, las culturas de la India, Grecia y Roma coexistieron en armonía y diferentes tipos de religiones, incluyendo al Budismo prosperaron.

Los sacerdotes dejaron su vida itinerante poco después de la muerte del Buda, y ellos comenzaron a vivir en templos. Recibieron asistencia económica de las familias reales y de los comerciantes influyentes. Ellos se concentraron en el aprendizaje y la meditación. Tal orden inicial de Budistas se dividió en muchas escuelas doctrinales.

Existían dos tipos de sacerdotes Uno era el Shravaka. Originalmente un discípulo del Buda Shakyamuni, más tarde; un seguidor del Budismo Hinayana. Shravaka es un sacerdote que alcanza la iluminación al escuchar la enseñanza del Buda.

El otro era el Pratyekabuda, quien alcanza la iluminación sin la guía del Maestro, pero si observando los principios de las 12 causalidades. El ideal del Sravaka y Pratyekabuda era convertirse en "Arhat", un santo. Arhat es un Santo Hinayana que ha destruido completamente sus malas pasiones y ha logrado la emancipación del ciclo de nacimiento y muerte. Por otro lado, hubo sacerdotes que tenían ideas progresistas, apuntadas a la acción de hacerse un "Buda", al seguir la práctica del Bodhisattva. El Budismo Mahayana se elevó en este sentido en el primer siglo.

Los sacerdotes Shravaka llevaban una vida de grupo en los templos. Los Sacerdotes Pratyekabuda perseguían temas filosóficos viviendo en campos y montañas. Ellos no enseñaban a las personas. Su propósito era lograr su propia emancipación. Al contrario, de aquellos que siguiendo la práctica del Bodhisattva apuntaban a la acción de hacerse un "Buda" practicando para  sí mismos mientras enseñaban a las personas.

Los Shravaka y Pratyekabuda son Budistas Hinayana. Su propósito es el alcanzar su propia mejora, un Bodhisattva es un Budista Mahayana el cual enseña y guía a las personas en el ínterin de su práctica para hacerse "Buda". El Budismo Mahayana  es el Gran Vehículo que lleva a las personas a alcanzar la iluminación.

En este sentido, los sutras Mahayana, como el Sutra de la Sabiduría, el Sutra del Loto y el Sutra Flor Guirnalda; fueron compilados después del primer siglo. En el siglo III, el estudio de la idea de vacío (todas las cosas existentes son originalmente vacuas) exhibieron notables progresos en virtud de Nagarjuna.

El Sutra Srimala y el Sutra del Nirvana fueron compilados en el siglo IV. Posteriormente  muchos libros sagrados y documentos de investigación se recopilaron. Así la filosofía Budista, tal cual el Buda propuso, llegó finalmente a ser incorporada en el Sutra del Loto el “Sutra Supremo” del Budismo, a través de una larga y dedicada historia de compilación de Sutras y comentarios.

Breve charla, sobre diversos temas del Budismo (6)
Por el Rev. Gyokai Sekido
(Continuará)

Gasshō, Yō kō
Namu Myōhō Renge Kyō.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada